“El sustituto del plástico es el plástico del futuro”

“El sustituto del plástico es el plástico del futuro”

Entrevista a Luis Cediel, portavoz de EsPlasticos y director general de ANAIP

La industria de los plásticos subraya que “la sostenibilidad de un material la define el diseño, su eficiencia y la gestión de su residuo”

Charo Barroso – Diario ABC, 19 de julio de 2020

Luis Cediel, president de l'ANAIP

El máximo responsable de la Asociación Española de Industriales de Plásticos (Anaip), y portavoz de Es-Plásticos, estima que el debate ambiental no debe limitarse a los residuos porque «un plástico, al final de su vida útil, no es un residuo, sino un recurso y por tanto no puede acabar en un vertedero, pues siempre se puede valorizar». Para dar a conocer todas las soluciones sostenibles que los plásticos ofrecen a los retos de la sociedad, nace EsPlásticos, un proyecto de unión de diferentes agentes del sector, integrado también por Aimplas, Cicloplast y PlasticEurope. Una plataforma que destaca los numerosos avances económicos, técnicos, sociales y medioambientales de estos materiales.


¿En qué prioridades avanza la industria para mejorar la sostenibilidad?

—A menudo se apela a la utilización de alternativas más sostenibles al plástico, pero la realidad es que ningún material es más sostenible que otro «per se». La sostenibilidad la definen muchos más criterios como el diseño del producto, su eficiencia durante su vida útil y la gestión de su residuo. Haciendo este análisis es cuando nos damos cuenta de que, en muchas ocasiones, las soluciones con plásticos son las más sostenibles. Las empresas avanzan en I+D+i para desarrollar nuevos productos con materiales más sostenibles procedentes de fuentes renovables, biodegradables y/o compostables, o con material reciclado; y Nuevos procesos de reciclado que permiten recuperar una mayor tipología de residuos para aplicaciones de alto valor añadido.

¿Puede ser realmente «verde» la modernización del sector del plástico?

—Por supuesto, esta industria ya es de baja carbonización, algunas empresas consumen al 100% energías renovables y muchas otras avanzan en ese camino. La innovación siempre ha sido un valor intrínseco de los plásticos, forma parte de su ADN. Nuestros productos aportan calidad de vida, seguridad, eficiencia energética y confort y son aliados de la economía circular, ya que ofrecen soluciones para hacer un uso más eficiente de los recursos y se pueden mantener durante mucho tiempo para aprovechar todo su valor.

Se quejan de que la opinión pública desconfía del plástico y «las asociaciones ambientalistas presionan para endurecer las normativas»… No lo tienen fácil.

—La imagen del plástico está demonizada desde hace tiempo por el desconocimiento que la sociedad tiene de este material unido a la mala imagen generada por los residuos abandonados e incorrectamente gestionados. Hay que crear conciencia de que una correcta gestión de los residuos es imprescindible.

Otros alertan de peligros para la salud…

—Los plásticos, en especial los envases, están sometidos a rigurosos controles y verificaciones en lo que respecta a su composición y seguridad para el contacto con alimentos, lo que los convierte en los más regulados y totalmente seguros. Durante la crisis sanitaria, han hecho lo de siempre, aportar soluciones y demostrar todo lo contrario. Ha permitido poner en valor y dar una nueva oportunidad al sector, convirtiendo a mascarillas, batas, guantes, pantallas, etc. en nuestros mejores aliados para hacer frente a la pandemia. Los plásticos son insustituibles para fabricar productos sanitarios por sus propiedades como impermeabilidad, facilidad de desinfección o los diferentes grados de permeabilidad al aire que puede ofrecer.

¿En qué prioridades avanza la industria y qué soluciones hay en marcha?

—La cadena de valor del plástico en España reconoce la situación en la que nos encontramos ante la problemática de residuos abandonados, incluidos los plásticos, en el medio ambiente, y acogemos con satisfacción todas las iniciativas efectivas para prevenir el abandono de cualquier residuo en el entorno terrestre o marino. Avanzar en este tema es crucial y todas las partes interesadas, incluida la cadena de valor del plástico, deben acelerar los esfuerzos conjuntos. Hemos reforzado la colaboración con los agentes de la cadena de valor y con las administraciones con el fin de ofrecer soluciones plásticas cada vez más sostenibles; y hemos adquirido compromisos a través de plataformas europeas para acelerar la búsqueda de soluciones específicas a través de la innovación, en particular, hacia un reciclado mecánico y químico más eficiente.

La liberación de granza de plástico al medio acuático es otro problema.

—El cuidado del medio ambiente es un valor que esta industria ha interiorizado hace mucho tiempo y en ello invierte tiempo y recursos. Fruto de estos valores, nace el proyecto OCS, OperationCleanSweep®, iniciativa mundial para evitar la emisión al medio ambiente de partículas de plástico, ya sea granza, escames o polvo, que puede producirse de forma involuntaria en cualquier etapa de la cadena de valor. Desde ANAIP, como licenciatarios, impulsamos el programa en España desde 2016 junto a PlasticsEurope, para concienciar a las empresas e implantar buenas prácticas para su prevención.

Reciclando las ideas… ¿Si tuviera que elegir un sustituto para el plástico?

—En la actualidad, los plásticos no tienen sustituto que mantenga las mismas propiedades: el único sustituto del plástico es el plástico del futuro.


Llegiu l’entrevista completa publicada al diari ABC dins d’un ampli reportatge dedicat a la indústria del plàstic:

Contacte amb l'empresa

Captcha Code